Tel +34 647 579 304
elretog@gmail.com
Tel +34 647 579 304
elretog@gmail.com
27
06
2016

¿ENTRENAMIENTO CON PESAS O CON PESO CORPORAL?

Muchas personas son defensoras y detractoras de los entrenamientos y rutinas con pesas, poleas y máquinas de gimnasio o con el propio peso corporal. Sin embargo, ambas metodologías son buenas para nuestro cuerpo, dependiendo del tipo de resultado que se quiera alcanzar.

Por una parte, el entrenamiento con pesas es mucho más exigente y se considera que es para personas que ya tengan una más experiencia en hacer ejercicio. Así mismo, este entrenamiento es adecuado para ganar mayor masa muscular y fuerza.

Es entonces cuando recomiendan para principiantes los ejercicios de autocarga, con los cuales dependes de tu propio peso y cualidades para lograr tus objetivos, como lo son las sentadillas, las flexiones, las dominadas, el puente, etc.

Por eso, si quieres empezar una vida mucho más saludable, este es uno de los principales pasos que debes tomar, pues los expertos aseguran que se debe comenzar equilibrando las descompensaciones musculares del cuerpo para luego progresar y aumentar el nivel de dificultad de las rutinas.

Para ambos casos el acondicionamiento físico, el calentamiento y los estiramientos deben ser una prioridad, pues de esta forma se evitan posibles lesiones musculares. Principalmente para los ejercicios de autocarga se debe tener una buena postura y ejecución de los ejercicios, precisamente, para asegurarnos de realizar ejercicios sin lesionarnos

Ambas rutinas son ideales para mejorar la resistencia gracias a la formación de fibra muscular sólida y fuerte. Si bien en uno de los ejercicios los músculos se contraen en una máquina, en el otro lo logras con flexiones de brazos, por lo que en ambas modalidades están trabajando la resistencia muscular.

Por eso mismo, la cantidad de esfuerzo, el nivel de dificultad y el ritmo de ejercicio no lo imponen el tipo de entrenamiento que realices si no como lo ejecutes. Es decir, puedes incrementar los resultados realizando un mayor número de repeticiones y agregando mayor peso, a cualquiera de las dos rutinas.

Claro, para quienes tienen más experiencia en el campo, una combinación de ambos tipos de entrenamiento no suena nada mal, pues se trabaja la fuerza, la resistencia, la masa muscular, la tonificación, el equilibrio, entre otras cualidades, todo eso teniendo en cuenta que no debemos exponer nuestro cuerpo más allá de sus capacidades.

Autor: Matias Balsells

Comentarios
0

Que te ha parecido?